Noticias de Interés

Noticias, consejos y publicaciones relacionadas con la salud bucodental.

Alternativas a la extracción

Alternativas a la extracción
Comentarios desactivados en Alternativas a la extracción

Si tienes un diente deteriorado, la extracción no es la única opción, ya que existe la posibilidad de que puedas salvar tu diente natural, siempre que exista esta oportunidad, es mejor tomarla en lugar de perder tus piezas dentales, ya que esto usualmente tiene efectos negativos en tu confianza y autoestima, así como en tu capacidad de masticar, tu salud general y la alineación de tus dientes restantes.

Por ello, te presentamos los procedimientos alternativos a la extracción dental para que mantengas una sonrisa no sólo hermosa, sino también natural.

Tratamiento de conducto radicular

El tratamiento del conducto radicular es la alternativa más popular a la extracción de los dientes, este trata las partes vivas que se encuentran dentro de los dientes, conocidas como pulpa dental, la cual consiste en el tejido blando dentro de los dientes formado por nervios, vasos sanguíneos y tejidos conectivos que alimentan la raíz durante la etapa de desarrollo. Cuando los dientes se desarrollan completamente, es posible quitar la pulpa dental sin afectar los dientes ya que los tejidos de apoyo proporcionan alimento.

La caries dental, los procedimientos dentales repetidos, las grietas, el trauma causado por accidentes y las coronas defectuosas llegan a provocar infecciones e inflamación en la pulpa, el tratamiento de conducto radicular se ocupa de la pulpa dañada, previniendo mayor dolor y abscesos.

El tratamiento del conducto radicular implica la extirpación no quirúrgica de la pulpa infectada o inflamada, el hueco resultante se limpia, desinfecta, se forma, se llena y se sella para evitar nuevas infecciones, un procedimiento de restauración del diente que utiliza una corona o relleno es el paso siguiente para restaurar el diente a su función y estructura normales. Después del tratamiento del conducto radicular, los dientes suelen durar toda la vida sin necesidad de otro tratamiento de conducto radicular o procedimiento dental.

Cirugía endodóntica

Otra alternativa para evitar perder dientes a través de la extracción es someterse a cirugía endodóntica, una de las más populares es la apicectomía o la resección del extremo de la raíz cuando la inflamación o infección continúa extendiéndose al tejido óseo, incluso después del tratamiento del conducto radicular. Un endodoncista elimina el área infectada, partiendo a veces parte de la raíz y luego sellando el área. Este es un procedimiento seguro, generalmente cómodo si se usa anestesia local, no conlleva complicaciones graves y el hueso se cura dentro de unos meses.

Otro procedimiento de cirugía endodóntica sofisticada para salvar los dientes es el reimplante intencional, esto implica la eliminación de los dientes infectados para realizar el tratamiento fuera de la boca; después del tratamiento, del dentista colocará de nuevo el diente en tu alvéolo y tu pieza dental reanudará su funcionamiento normal sin la infección. Otras opciones de cirugía para salvar los dientes incluyen separar el diente en cuestión en dos mitades, o una cirugía para arreglar o quitar una raíz lesionada.

La cirugía endodóntica es beneficiosa en las siguientes situaciones:

  • Para el diagnóstico y tratamiento de infecciones de raíz, fracturas menores y pequeños canales que no aparecen en las radiografías; Sin embargo, hay síntomas de infección.
  • Para la limpieza, el tratamiento y el sellado de canales tan estrechos que los instrumentos de tratamiento del conducto radicular no sean capaces de penetrar para alcanzar las raíces.
  • Para el tratamiento de los dientes que no cicatrizan después de un tratamiento de conducto radicular o que desarrollan infecciones después de tal procedimiento.
  • Para el tratamiento de las raíces dañadas y el soporte de la estructura ósea de los dientes.

Otras formas de salvar tus dientes deteriorados

Medicación

Algunas personas toman analgésicos para eliminar el muelas y otros síntomas en lugar de someterse a una extracción dental inmediatamente, sin embargo, esto no resuelve el problema en cuestión, sólo elimina los síntomas. Aunque es posible tratar algunas infecciones con antibióticos, lo mejor es consultar a tu dentista para encontrar la mejor solución de acuerdo a tus necesidades.

Tratamiento Precoz de la Enfermedad Periodontal

Para las personas con enfermedad leve de las encías, la pérdida de los dientes es inevitable si la condición no se trata y se convierte en inflamación periodontal crónica. El diagnóstico y tratamiento temprano de las encías sangrantes es la mejor manera de prevenir la pérdida de dientes asociada con la enfermedad periodontal.

Aparte de los procedimientos dentales, mantener la higiene bucal adecuada es la mejor manera de salvar tus dientes de la extracción o cualquier otro procedimiento dental restaurativo. Una limpieza dental apropiada implica cepillar bien tus dientes al menos dos veces al día, usar hilo dental a diario, seguir una dieta saludable y visitar al dentista con regularidad, esto previene el daño a los dientes en primer lugar, eliminando así la necesidad de someterse a un tratamiento de conducto radicular o a la extracción dental, siendo también la mejor manera de asegurar que tus dientes permanezcan sanos durante mucho tiempo.

Si es demasiado tarde o es imposible salvar tus dientes y la extracción es inevitable, la sustitución de los dientes extraídos con implantes dentales y otras estructuras es la mejor manera de evitar los efectos negativos de la pérdida físicamente visible de dientes.

Es importante que acudas regularmente a tu consultorio dental más cercano para realizarte rutinariamente una adecuada limpieza dental y los exámenes rutinarios que corresponden, esto ayudará a prevenir los problemas mencionados anteriormente. Recuerda que mantener una buena salud dental dará lugar a una vida de sonrisas.